Cuando el rumor y el cotilleo corre por el trabajo y la oficina.

Imagen

“Algunas personas nunca aprenden nada,
porque todo lo comprenden demasiado pronto.”
Alexander Pope

Cuando el rumor y el cotilleo corre por el trabajo y la oficina.

Hoy intentaré hacer el artículo un poco diferente a los demás, siempre abortando temas que vengan relacionados entre sí, esta vez, por varios motivos, uno porque el pasado día 8 de abril el blog hizo ya un año por eso os quiero dar las gracias por acompañarme en el camino, también os quiero contar que ya tenemos, la fecha de presentación del Libro (29 de mayo en Madrid )y el título del mismo, dónde yo he participado con dos capítulos. Instintos Laborales, es el título del libro, dónde las emociones y situaciones laborales se entre mezclan en forma de historias que pueden suceder en cualquier parte y en cualquier momento.

¿Nosotros o alguien de nosotros que has conocido culpable de los cotilleos y rumorología en el trabajo?
Lo más probable es que nosotros contestemos sí.

¿Lo vemos como un problema?

Lo más probable es que nosotros contestemos sí.

Los cotilleos, los corre va y diles, los rumores en el trabajo y de habladuría de los demás no sólo es injusto, sino un veneno que los equipos de trabajo, en su entorno, esto genera en las organizaciones muchas veces una negatividad que termina afectando al clima laboral, muchas veces son la causa de un germen que no nos podemos dar el lujo de tragar y olvidar.

A todos nos gustaría ser sabios para detener la difusión de chismes, rumores y habladuría de los demás muertos en sus pistas. Aquí hay una gran historia que escuché el otro día. Se llama el “examen del triple filtro” y ha sido acreditado por el gran filósofo Sócrates.

Un día, un estudiante se acercó al gran filósofo. Él dijo: “Sócrates, yo sólo he oído algunas noticias acerca de uno de tus amigos.”, Exclamó con entusiasmo.

Sócrates dijo: “Antes de que me digas esta noticia, tenemos que asegurarnos de que pasa la prueba de triple filtro.”
“¿Examen del triple filtro?”, preguntó el hombre.

“La primera prueba es la de la verdad. Dime, ¿Tú sabes que lo que vas a decirme es absolutamente cierto? “Preguntó Sócrates.
El hombre lo pensó un momento y dijo: “He oído la noticia de otra persona, así que no estoy 100% seguro de si es verdad.”
“La segunda prueba es la de la bondad”, continuó Sócrates, ” lo que tu estás a punto de decirme ¿es algo bueno?”
“No, en realidad es todo lo contrario…”

Sócrates interrumpió al hombre: “Así que lo que vas a decirme ¿no es verdadero, ni bueno?”

El estudiante empezaba a sentirse un poco avergonzado en este punto, lo que provocó que se encogiera de hombros.
Sócrates continuó: “Hay una prueba final que es la utilidad”, continuó “¿lo que estás a punto de decirme va a ser útil para nosotros, para mí? ”

“Probablemente no”, respondió el hombre.

“Bueno, si vas a decirme algo que no es verdadero, no es bueno y no es útil, entonces ¿por qué tendrías que contármelo?”, Respondió el filósofo.

¿No sería maravilloso si cada uno de nosotros aplicamos el “examen del triple filtro” en todas nuestras conversaciones? Tengo la sensación de que el rumor en el trabajo y en otros lugares desaparecería rápidamente si lo hiciéramos entre todos.

Como haríamos desaparecer el cotilleo en el trabajo, probablemente la confianza aumentaría y mejoraríamos las relaciones. Como las relaciones mejoradas, trabajo en equipo y la productividad aumentarían sería sobretensiones.

¿Eres un pacificador o alborotador? ¿Cómo sería para ti si hiciéramos esta prueba? Qué significaría para nosotros y nuestra empresa o organización si la aplicaramos?

Acuérdate, si realizamos un cambio que sea para bien y bien enfocado.

“Trabaja en tus metas y celebra tus logros. Hay que disfrutar del viaje tanto o más que de alcanzar el destino”
Zig Ziglar

Gracias por leerme, por disfrutar,  por compartir.

Seguimos aportando.

Ricard Lloria by @Rlloria

 

Photo: Morgue files

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

5 pensamientos en “Cuando el rumor y el cotilleo corre por el trabajo y la oficina.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s