Archivo de la etiqueta: cultura empresarial

Cultura Ágil, el Cuarto Hábito y las 6 C´s.

by-dino-reichmuth-on-ratenpass-c

“Deja de hacer hoy lo que no quieres terminar haciendo toda tu vida”.

Robert Kiyosaki

Hace tiempo leía el libro de Los 7 Hábitos de las Personas Altamente Efectivas por Stephen R. Covey, uno de los hábitos que más nos llama la atención es el cuarto hábito. También hacía tiempo que no escribía en el blog, por falta de varios factores externos a mí y a la vez internos, es decir, falta de ideas, falta de creatividad, falta de motivación, el observar estos días como veía hábitos y comportamientos, fueran positivos o negativos en los demás y en mi.

Después de haber dedicado a este lugar más de 1800 horas en dos años, haciendo que se me fuera de las manos, siendo una experiencia positiva y aprendizaje, dónde hemos ido viajando todos juntos.

Todos estos factores internos y externos que nos ocurren a las personas también ocurren en los equipos y en las organizaciones.

A raíz de volver a tomar el hábito de introspección profunda del conocimiento tanto en el de los demás como en mi propio SER, de las experiencias vividas para poder mirar de nuevo hacía el presente en un futuro cada vez más incierto. El hecho de estructurarme tanto dentro como fuera, de analizarme, de seguir cada día al menos compartiendo las lecturas del anterior, realizando el aprendizaje continuado para que todos pudiéramos seguir ganando.

Seguir leyendo Cultura Ágil, el Cuarto Hábito y las 6 C´s.

Anuncios

En el corazón de la innovación. El poder de nuestra retroalimentación positiva.

chatarra-by-lisaleo-c

“En la vida hay dos problemas: el primero, saber qué se quiere pero no saber cómo conseguirlo. El segundo, no saber lo que se quiere”. Steven Zinder

Terminamos el año hablando sobre cómo enfocarnos en la acción, no en las palabras, en el corazón de la organización, por lo que ahora vamos a ir juntos un paso más.

En los entornos actuales como en el pasado, la mayoría de los directivos de alto nivel no esperan mucho reconocimiento de los demás. Tampoco dan mucho reconocimiento a los demás.

Durante el pasado año estuvimos hablando de la importancia del reconocimiento, el cual ha de empezar por nosotros mismos, hacía los demás y hacía nosotros.

Muchas veces nos encontramos que las organizaciones las relaciones son como las parejas en el amor, son como el clásico matrimonio que, cuando una de las dos partes se queja de que no recibe un te quiero, y la otra parte le responde que ya se lo dijo que cuando empezaron la relación, se lo haría hecho saber si algo hubiera cambiado. Esto lo vimos cuando hablábamos sobre el mito de tener la responsabilidad, esa extraña pareja.

Seguir leyendo En el corazón de la innovación. El poder de nuestra retroalimentación positiva.

Enfoquémonos en la acción, no en las palabras, en el corazón de la organización.

calle-edimburg-by-hotblack-c

“En cada momento puedes reinventarte y elegir en quién te quieres convertir”. Arturo Orantes

No quería dejar el reto de un artículo por semana, han sido dos años que realmente nos ha llevado a todos y a cada unos de nosotros, desde nuestra humildad, hacía terrenos conocidos y desconocidos, siendo este el último artículo del año, del reto (que en teoría era sólo para un año, pero se me ha ido de las manos), son muchas las cosas que hemos ido aprendiendo, un largo camino de lecturas, conocimientos, sentimientos, experiencias etc. Pero al final todo tiene espera.

Para sumar 1% más, sea de un listado, clasificación, o simplemente colaborando para ayudar a los demás.

Los vemos en todas partes, gente arrogante, con poca empatía, falta de humildad, falta de gratitud, esenciales hoy en día, tanto en tiempos pasados, como futuros. Es por ello que hoy vamos hacía el corazón dentro de la organización, las personas.

Una consecuencia de estar en la fuerza de trabajo durante un tiempo es que empezamos a ver viejos conceptos reciclados, restaurados y presentados por los nuevos miembros de la fuerza laboral como nuevos conceptos revolucionarios, como si fuera lo más importante desde la aparición de la rueda.

Seguir leyendo Enfoquémonos en la acción, no en las palabras, en el corazón de la organización.

El problema con el “Deberíamos” y el “Podríamos”.

w-amstrong-and-son-edimburg-by-hotblack-c

“No vivas el mismo año 75 veces y lo llames vida”. Robin Sharma

Tanto en la vida real, como ahora en la era digital. Los vemos en todas partes, gente arrogante, con poca empatía, falta de humildad, falta de gratitud, esenciales hoy en día, tanto en tiempos pasados, como futuros, a veces, nos hace falta recordar las maneras y las formas, al igual que en el trabajo a la hora de ser humildes. Nunca vamos a aprender nada ni impresionar a nadie por poner excusas y desviar la culpa hacía alguien, hablábamos sobre que el reconocimiento comienza por nosotros mismos, hablamos que todo tiene espera o nuestro poder a partir de la experiencia y nuestro pode en la reflexión.

Y llegamos casi a final de año, con los Deberíamos y los Podríamos, esos que nos van acompañar para finalizar el año, por eso seamos humildes. La humildad es un signo de fortaleza, no de debilidad.

A veces pienso que todos estaríamos mejor si dejáramos de pensar en nosotros mismos. Al igual que en, “Yo no debería haber hecho esto.” O, “Yo no debería sentirme de esta manera.” O, “Yo debería perder peso.” Y, al mismo tiempo, estaríamos más felices si dejáramos el uno del otro. Al igual que en, “Debemos ser más cuidadosos.” O, ” no debemos hablar a los demás de esta forma u otra.” O, “Debemos haber sido más considerados con quien sea.”

Seguir leyendo El problema con el “Deberíamos” y el “Podríamos”.

El mito de tener la responsabilidad, esa extraña pareja.

paisaje-by-john-chavez-c

“Nunca encontrarás un arco iris si solo miras al suelo”. Charles Chaplin

A lo largo de este año he visto, muchas parejas romper, también organizaciones romper con sus miembros, es decir causando ya fuera por despidos, por la propia persona de no aguantar más la situación y querer romper de forma voluntaria la relación con la organización.

Esto es como la vida misma, es la responsabilidad entre dos o más personas, como si se tratara de amor, la responsabilidad que tienen dos personas entre ellas cuando tienen amor, al principio como bien se lo decía a un buen amigo/a, a todos ellos les decía lo mismo, como si fuéramos un consultor de amor, si una de las partes ya no se siente cómodo, o ya no tiene amor, va a la deriva, porqué al principio se entra con muchas ganas e ilusiones, luego, empiezan las responsabilidades, las tareas a compartir, a solventar problemas, mirar soluciones, adquirir responsabilidades conjuntamente etc..

Al igual que en el amor de pareja, también ha de haber el “amor” entre la organización y el miembro del equipo, es decir ha de ser recíproco, nosotros damos, nosotros recibimos, estar dando siempre sin recibir nada a cambio, al final lleva a una terminación.

Seguir leyendo El mito de tener la responsabilidad, esa extraña pareja.