Las tres palabras más importantes en el liderazgo para pasar a la siguiente parte de nuestra acción.

helicoptero-by NeuPaddy - c

“Confiar en ti mismo no garantiza el éxito, pero no hacerlo garantiza el fracaso”.
Albert Bandura

En esta época del año muchos de nosotros estamos ya empezando a cerrar el año, a prepararnos para hacer un parón en el camino, pensando en hacer resoluciones para el nuevo inicio de. A menudo, nos implica que queremos hacer cambios,  cambiar nuestros hábitos sea de forma personal, profesional o en las organizaciones para establecer de nuevo, nuevos enfoques o estrategias.

Son nuestras experiencias, cicatrices, errores, problemas y soluciones, lo que podemos entrenar, lo que nos puede ayudar para generar el cambio a nivel personal como profesional u organizacional, por lo que volviendo a nuestro camino, prosigamos.

Si nos preguntamos, a menudo, y nos lanzamos preguntas que nos inviten a ir hacia nuestra reflexión. Y si nuestra planificación de acciones y nuestros cambios de hábitos que queremos realizar empezamos con:

Es nuestra elección. (Elección)

Si lo creemos, lo decimos. A menudo, de forma repetitiva. (Crear)

Si podemos, pasamos a la acción para hacerlo. (Poder)

¿Con qué frecuencia nos decimos estas palabras hacía nosotros mismos?

¿En qué situación actual podemos decir y creer en estas palabras?

¿Cuál podría ser nuestros pasos de acción?

  • Decimos estas tres palabras con frecuencia, a menudo, de forma repetitiva.
  • Digámonoslos, repitamos  como recordatorio, como refuerzo y como afirmación dentro de nosotros
  • Lo decimos ahora mismo.

Nuestros pensamientos, nuestras reflexiones, nuestras experiencias, nuestro tiempo, todo nos viene relacionado.

Nos podemos encontrar con dos reacciones:

  • Sí, esto que decimos es o puede ser cierto.

–  Decir que lo hacemos pocas veces como podríamos o casi deberíamos hacerlo, esto es solo un pensamiento simple, posiblemente incluso, un pensamiento tonto positivo, poco inteligente.

En cualquier situación en el que estemos, podríamos seguir leyendo. . . que:

Muchas veces creemos que si tenemos una actitud positiva lograremos algo que si es negativa. Creemos que debemos creer que podemos lograr algo. Y aunque no creamos que un pensamiento positivo que “sí podemos” automáticamente nos permitirá tener éxito, también creemos que sin ese pensamiento y esa creencia, nuestras posibilidades de éxito son tan buenas como ganar la Lotería. Y es así, la actitud es importante, al igual que la espera y el aprendizaje, nuestro autoconocimiento de nosotros mismos ya sea a modo individual o a modo colectivo como organización.

Hay muchas  más cosas involucradas en lograr el éxito en cualquier esfuerzo que creer que podemos hacerlo, pero si es nuestro punto de partida que comenzamos allí, ¿cuánta disciplina, enfoque y determinación mostraremos a medida que avancemos en esa dirección?

Cuando hablamos en el post de este mismo blog sobre  si nuestra planificación de acciones y nuestros cambios de hábitos. Nos ayudaría, hablamos que en el mundo tecnológico anglosajón nos mencionan la palabra S.M.A.R. T. De las siglas de “Self Monitoring Analysis and Reporting Technology”, fue en 1981 cuando en la publicación “Management Review” salía a luz el escrito realizado por George T. Doran titulado There’s a S.M.A.R.T. way to write management’s goals and objectives.” Management Review 70.11 (Nov. 1981): 35. Business Source Corporate.EBSCO . 15 Oct. 2008. Empezamos a escuchar S.M.A.R.T Criteria.

Dónde ya nos explican que S.M.A.R.T (ES.M.A.R.T. + D.) a nivel organizacional, desde la creación de proyectos, desde la realización de cambios, lo podríamos definir como:

  1. –  ES. Específico – Indicamos exactamente lo que deseamos y que seamos capaces de hacer para realizar las acciones.
  2. M. Medida – Necesitamos medir el progreso que estamos obteniendo durante la creación, así como conocer los puntos dónde estamos teniendo éxito durante el camino para la consecución de nuestros objetivos. Así cómo cuantificar exactamente lo que vamos a lograr. Revisamos nuestro progreso, el cual puede sernos una fuente motivacional, para poderlo conseguir.
  3. A. Alcanzable – Nuestras metas son realistas mientras que también son desafiantes y humanamente posibles. Si hacemos pequeños pasos, pequeñas acciones, al final todo suma, por lo tanto está bien también, que los hagamos a nuestras velocidades adaptándonos a nuestras capacidades.
  4. R. Relevante – Es relevante para nosotros, importante. Lo deseamos y nos motiva. La imposición por otras personas, en vez de dejar que fluya por todos las personas que lo quieren hacer puede ser más beneficioso para todos y para nosotros mismos. Estamos comprometidos a alcanzar los objetivos, las metas o la meta. Los objetivos son congruentes, alineados con nosotros y nuestros valores. Escribamos nuestros propios planes. Por supuesto, los responsables, líderes, gerentes, directores, mandos intermedios pueden asesorar a otros a medida que vamos entre todos desarrollando el plan o nuestro plan.
  5. T. Tiempo límite – Esto nos proporciona un enfoque y nos permite medir nuestro logro si es o no exitoso. (El punto ES. Específico, nos ayudará)
  6. E. Emocionante – Si estamos poco motivados, ¿esto es realmente relevante para nosotros? (Veamos la palabra Relevante de la parte de arriba.) Hagamos las cosas que realmente nos obligamos hacer para las cuales estamos verdaderamente comprometidos.
  7. R. Recursos – Estos podrían ser personas o materiales o una red de apoyo que necesitamos en nuestro lugar.
  8. + D. – Desafiante – Tiene poco sentido que nuestro objetivo sea poco desafiante, o de alguna manera nos vaya a desarrollar poco, pero cuando el objetivo nos va a desarrollar y nos va a estirar para que podamos dar mucho más de nosotros, este va a ser un desafío para nosotros.

En resumen, si tenemos nuestras metas escritas, esto nos proporcionará un enfoque y un recordatorio constante de lo que deseamos lograr, para que tengamos en cuenta por qué deseamos hacerlo. Eso nos dará una gran oportunidad de lograr nuestros objetivos, sean de modo organizacional, equipo, profesional o personal.

wolf- lobo- by skeeze - c

Podríamos creer que podemos tener éxito. Como líderes podríamos creer y ayudar a los demás, a todo nuestro equipo a creer en ello también. Si bien si sólo nos detenemos allí, sin creer en estas tres palabras importantes “sí, puedo”, y no pasamos a la acción, todo se desvanecerá, al igual que si creemos que nos tocará la lotería pero dejamos de  comprar el boleto de lotería.

Si en nuestro liderazgo estamos contando bien la siguiente parte de la acción que seguiremos, necesitamos que nosotros estemos en aprendizaje continuado, la importancia de la colaboración dentro de la organización, así como.

Conocer el fin de la historia, no es volver a trabajar a la misma historia que ya ha sido contada por otros. Con cada aprendizaje, experiencia que tenemos, estamos avanzando la historia al hacer que otras personas cuenten su propia parte.

El liderazgo contribuye creando oportunidades para que todos contribuyan. El liderazgo llega a escuchar, ya que cada persona ayuda a contar toda la historia.

Cada persona puede agregar algo que ayuda a que la historia crezca y se desarrolle. Cada persona trae algo único que hace la diferencia. El liderazgo proporciona la chispa e incluye a cada persona en el círculo.

Siete maneras que podemos inspirar a las otras personas de nuestro equipo u organización.

Así es cómo:

  1. Si dejamos de arreglar los problemas de los demás y enseñamos a los demás.

Si nuestra pasión por la excelencia y el éxito nos impulsa a arreglar constantemente los problemas de los demás en vez de enseñar como los podemos resolver, mejor que lo detengamos. Las personas que se consideran reparadores centrados en los problemas, nos invitan a la restricción auto protectora hacía los demás, sin dejar de aprender y sin compartir conocimientos.

  1. Cuando dejamos la compasión para intentar inspirar a los demás.

La búsqueda de la ganancia personal y la gloria deja de inspirarnos, más bien nos amenaza de forma constante. La inspiración se produce cuando las demás personas creen que realmente los ponemos delante de nosotros mismos, los hacemos participes e incluso que ganen, dado que así ganarán confianza.

  1. Compartimos nuestras debilidades.

Las debilidades en las que estamos trabajando inspiran a otros a trabajar a través de las suyas. Lloriquear por nuestros problemas nos ayudará poco para avanzar, aunque llorar a veces es sano, dado que el agua que sale de nuestros ojos, es una limpieza hacía una nueva ventana. Centrarnos en la esperanza, el progreso y el beneficio de nuestro aprendizaje y experiencia nos ayudará y ayudará a los demás de nuestro entorno y  dentro de la organización.

  1. Aprovechamos nuestras debilidades, para mejorar y seamos capaces de transformarlas en nuestras fortalezas.

Nuestras debilidades son oportunidades inspiradoras, especialmente si somos un ejemplo para una sola persona, si son más personas más inspiración crearemos. Por ejemplo, el reconocimiento de nuestra incapacidad para crear sistemas  de información, nos dará o nos provocará a que dé  lugar a que otras personas hagan un paso hacia adelante como son las personas especializadas en las construcciones de sistemas informáticos y de comunicación.

  1. Si “somos geniales”, casi más bien, que seamos creativos.

Una vida dominada por la debilidad y la fragilidad nunca inspira. Pero nos puede aportar valor de forma positiva.

El valor es determinado no por lo que derribamos sino por lo que construimos a lo largo del tiempo. Un ejemplo podría ser nuestro propio blog.

  1. Creemos en los demás, en las demás personas que nos rodean.

“Las personas que te influyen son las personas que creen en ti”, Henry Drummond.

Superamos los fracasos propios y el de los demás creyendo en nuestro futuro, de forma colectiva o individual, incluso ambas. Los que creemos en los demás inspiramos a los demás.

“Manténgase alejado de aquellos que tratan de minimizar sus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero lo realmente genial te hace creer que tú también puedes llegar a ser grande “, Mark Twain.

  1. Vemos todo el  potencial de las personas que nos rodean.

El potencial nos motiva y hacemos que motiven a las personas de nuestro entorno.

Miramos, observamos, analizamos lo que podrían ser y lo que son ahora mismo. Las personas que creemos en nuestro potencial nos atrevemos a pasar a la acción,  a actuar.

“Nuestro principal deseo es alguien que nos inspire a ser lo que sabemos que podríamos ser”. – Ralph Waldo Emerson

El liderazgo que ejerzamos o que se ejerza nos asegura que la siguiente parte de la historia prosiga, que la parte que estamos haciendo en este momento, se ajuste a la forma en que la historia se ha desarrollado hasta el momento. El liderazgo no nos permite que la historia avance demasiado rápido, no nos permite que la historia se atasque, no permite que la historia se pierda, se dirija a una tangente o se enrede en sí misma.

Contar una historia es un proceso dinámico y creativo. Ya de por sí, es un desafío ser un buen narrador de contenido, de historias, de experiencias, de ejemplos de casos de éxitos en lo profesional o personal, es un desafío hacer que cada persona cuente bien su propia parte de la historia.

Estamos motivados por historias que encajan y son fieles a la vida que todos y cada uno vivimos, ya sea de forma simple, complicada, igual o diferente. Las historias nos ayudan a dar sentido a otras personas, al mundo que nos rodea y a nosotros mismos.

Nos contamos anécdotas, experiencias vividas, historias y las contamos a otras personas. Los líderes ayudamos a llevar a cabo la mejor narración de las personas que lideran o que quieren liderar, dado que siempre pueden coexistir diferentes líderes dentro de un mismo grupo, cada uno con su función, lo hablamos en los estilos de liderazgos.

Gracias por leer,  por compartir.

Ricard Lloria  by @Rlloria

Bibliografía en Wikipedia: S.M.A.R.T Criteria.

  • Doran, G. T. (1981). There’s a S.M.A.R.T. way to write management’s goals and objectives.” Management Review 70.11 (Nov. 1981): 35. Business Source Corporate.EBSCO . 15 Oct. 2008.
  • Why SMART objectives don’t work.

Photo credit – En Pixabay Helicóptero en la Montaña by NeuPaddy

Photo Credit – En Pixabay Lobo (Wolf) por skeeze

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.