Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones

Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones

Hay centenares de miles de directores, gerentes, mandos intermedios existe una oferta interminable de individuos que son sordos a sus habilidades de liderazgo. No valoran ni piden comentarios de su equipo. Sin las opiniones de sus subordinados directos y compañeros, pueden evitar fácilmente la verdad sobre su desempeño. Además, algunos líderes piensan demasiado en sí mismos, ya que no pueden comprender la idea de que la forma en que lideran no es “la mejor”. Este es un caso clásico de orgullo y ego que nublan el juicio de cualquier persona, de alguien. Creando así un Liderazgo y una cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones.

“La procrastinación es como una tarjeta de crédito: es muy divertida hasta que te llega la factura.” –  Chris Parker

Antes de empezar, primero de todo; Muchas Gracias por conseguir el millón de visitas en este lugar, es realmente una aventura que sigamos llegando a dicha cifra, incluso ya haberla superado.

Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones

Empecemos;

Librar el comportamiento del miedo e inculcarlo en el Trabajo, creando una cultura del miedo, para crear un Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones.

Muchos gerentes, responsables, dirigentes se involucran en conductas que inculcan el miedo en el lugar de trabajo, lo sepan o no. Los comportamientos del miedo que intentan inculcar, agotan el orgullo de los empleados, socavando la alta calidad en el desarrollo del trabajo, la productividad, la motivación y la innovación. El miedo también genera negatividad, la ira y la frustración. Más importante aún, las relaciones productivas líder (que no es lo mismo que dirigente), trabajador, persona, empleado se basan en la confianza, el respeto y la credibilidad mutua. A menos que los dirigentes comprendan los poderosos aspectos ocultos e inexplorados del miedo en el lugar de trabajo, una cultura del miedo, no van a estar plenamente preparados para proporcionar un liderazgo eficaz.

Los comportamientos del miedo que inculcan los dirigentes, ya que utilizan a sabiendas o sin saberlo, provocando que la gente tenga miedo hacía ellos, creando así un clima laboral de miedo, es con ello que nos encontramos con un Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones:

1.Silencio

2. Contacto visual evidente / “la mirada”.

3. La brevedad y la brusquedad.

4. Haciendo caso omiso de las personas.

5. Los insultos y las humillaciones.

6. Culpar, descreditar, descontar.

7. De manera que usan el control de forma agresiva.

8. Gritando y gritando.

9. Amenazas sobre el trabajo.

10. Explosiones de ira junto a la pérdida de control.

11. Amenazas físicas.

12. Conductas no éticas.

13. Pasotismo.

14. Rumorología

15. Toma de decisiones por bien propio y dejando el colectivo

16. Largo etc.

5 Tipos de personas difíciles, tóxicas que te puedes encontrar en el trabajo:

Queríamos volver a tratar un tema que si más no, a  veces hasta es difícil de lidiar o de encontrarnos, esto son un tipo de personas que nos pueden llegar a afectar a nuestro trabajo, o que nos puedes hasta encontrar dentro de un mismo organismo empresarial, o en un grupo de personas fuera del trabajo.

El lugar de trabajo está lleno de personalidades difíciles: acosadores, agresores, “matones”, los que se piensan que todo lo saben, los fabricantes y traficantes de rumores etc. Nuestra reacción de repliegue cuando nos enfrentamos a estas personas con problemas en el trabajo, hemos de afirmarnos o caminar rápidamente en la otra dirección.

Estas personas las podríamos clasificar cómo:

  1. El narcisista.
  2. El Compañero de trabajo pasivo y además agresivo
  3. Los chismosos, los denominados “corre va y diles”.
  4. Adictos a la ira.
  5. Los que se dan autobombo y hacen que nos sintamos culpables.

Todas sus características y demás lo hablamos en la entrada “5 Tipos de personas difíciles, tóxicas que te puedes encontrar en el trabajo”, hace un tiempo que lo hablamos también cuando compartíamos sobre el liderazgo y la resolución de conflictos.

La principal razón de una cultura laboral tóxica en las organizaciones según el artículo: The Top Reason for a Toxic Work Culture

¿Cómo hacer perder el tiempo a nuestro equipo para que nos odie?

  1. No compartamos la información
  2. Tenemos varias personas trabajando en la misma tarea
  3. No hagamos caso de los horarios de los demás
  4. Nos presentamos en la reunión sin ningún tipo de preparación
  5. No pensemos en el futuro, nada gritamos “tu tiempo no es importante
  6. Procrastinamos el trabajo
  7. La repetición sin resultados
  8. Pidamos la opinión de los demás y luego los ignoramos
  9. Cuando exigimos seguir los procedimientos que no tienen resultados positivos demostrables, puntos de producción dobles, si el procedimiento no existe más que para nuestro propio sentido de poder
  10. Todas las decisiones que tomamos pasan por nosotros
  11. Interrumpimos y queremos ser escuchados en el momento que nosotros decidimos
  12. Exigimos llegar a todos en un momento determinado, pero no iniciamos la sesión de trabajo hasta treinta minutos más tarde
  13. Decirle a alguien que conocerá a una persona y luego no se la presentamos (sin la cortesía de la comunicación)
  14. Pedirle a alguien que nos haga un favor “personal” o “profesional” y luego a  los 15 segundos ya estamos insistiendo en su respuesta
  15. Digamos que una reunión terminará en un momento determinado y luego ir provocando que la hora se retrase constantemente
  16. Insistir en implementar planes que son completamente ignorantes de lo que la gente hace realmente
  17. Tenemos un problema, estamos atascados o realmente no sabemos cómo solucionarlo, o simplemente no tenemos ganas de hacer ese trabajo arduo y monótono, si tenemos una buena posición, es fácil de hacer, se lo decimos a otro que lo haga, o esperamos que el tiempo pase para que de forma “mágica”, alguien la haga dado que nosotros no la hemos querido hacer
  18. Pasamos el “marrón” directamente a la otra u otras personas, incluso sólo para los de nivel “expertise”, les pedimos que nos ponga en copia a todos para ver como avanzan en el trabajo, para luego decir que hemos sido nosotros y lo costoso que nos ha resultado hacerlo

Una cultura tóxica provoca desconexión incluso con los mejores talentos. Ahoga la innovación y la productividad y conduce a una alta rotación. En el peor de los casos, podría provocar la desaparición del negocio. Desafortunadamente, hay indicios de que la toxicidad en el lugar de trabajo puede estar aumentando, más con la crisis actual, la pandemia etc.

En el informe Purpose. People. Progress., casi 300 líderes empresariales de nivel C en diferentes partes  del mundo citan  que el “liderazgo incorrecto” como la principal razón de la cultura laboral tóxica. Esto fue así en todas las respuestas por región y por grupo demográfico. Otras respuestas incluyeron desconfianza, falta de comunicación, falta de transparencia, política de la oficina, falta de propósito claro, interés propio, chismes, falta de responsabilidad, inconsistencia, hipocresía y falta de respeto.

Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones

Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones

Fuente imágenes: https://www.aesc.org/insights/blog/business-leaders-believe-wrong-leadership-top-reason-toxic-work-culture

Independientemente de si estamos en una casilla u otra, estas son algunas de las señales de advertencia que nos podemos encontrar cuando es el momento de abordar el conjunto de nuestras habilidades de liderazgo.

Si bien el liderazgo incorrecto puede ser una de las principales razones de la cultura tóxica en el lugar de trabajo, el problema puede ser lo que el liderazgo deja de estar haciendo en contraposición a cualquier cosa que estemos haciendo activamente para crear toxicidad. Este paso en falso es a menudo una desconexión de nuestra fuerza laboral y una falta de comunicación con los gerentes, mandos directivos, mandos intermedios y los equipos, por mencionar en general a las personas.

EL LIDERAZGO IMPULSA LA CULTURA DEL LUGAR DE TRABAJO, según el que apliquemos girará hacía un lugar o hacía otro.

La principal forma de cambiar una cultura laboral tóxica es identificándola en su origen. El liderazgo adecuado marca una diferencia significativa. En una de las preguntas separadas de dicho informe, la mayoría de las personas identificaron que los líderes que predican con el ejemplo con un propósito claro son la clave para una cultura eficaz, es decir, los que logran el objetivo, miran hacia delante, aprenden de los errores y tienen claro la importancia de la cultura colaborativa dentro de la organización.                                                                                                     

La inclusión de todas las personas, de los diferentes rangos de edades necesita más atención, más en un mundo cambiante, volátil y rápido en cambios. La adaptación a los cambios nos podrá ser importante dentro de la misma organización, para hacer frente a un Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones.

Las personas que participaron, clasificaron el propósito claro, la confianza, la mentalidad de cliente primero y la innovación entre los 10 elementos principales de una cultura altamente efectiva. Sin embargo, podemos ver una inclusión más alta en la lista. No solo la diversidad y la inclusión están directamente vinculadas a la innovación y una mayor concentración en las organizaciones, equipos y personas, sino que la próxima generación de talento también pone un énfasis mucho mayor en las culturas diversas e inclusivas. La pertenencia puede ser la clave para la retención, la toma de riesgos y el compromiso que impulsa a una organización más allá de la competencia. Ya deja de ser importante el “salario emocional” si no que los mismos salarios ofrecidos a los trabajadores, también serán una de las motivaciones importantes junto el sentimiento de pertinencia dentro del mismo equipo, creando una cultura y ambiente bueno de trabajo.

La pandemia de COVID-19 ha puesto a prueba los límites de las organizaciones. Los líderes empresariales han tenido la oportunidad de presenciar brechas emergentes en su alineación de “talento”-“cultura”-“estrategia”.

Imaginemos estar físicamente y mentalmente agotados, cansados, perturbados con y por la idea de ir al trabajo.

Esta es la realidad para muchos trabajadores, empleados, personas y puede que sea principalmente por las personas que intentan liderar y se encuentran “incapaces” de ir hacía adelante con las personas que trabajan todos los días. Estos líderes normalmente “tratan mal” a los demás, poniendo demasiado énfasis en su propio “EGO” y bienestar. Junto a su actitud letárgica sobre su rol está directa y negativamente ligada al potencial de crecimiento del mismo equipo.

Las personas rara vez encuentran una oportunidad que les permita tomar el control de un entorno laboral tóxico. El miedo al desempleo es más fuerte que la perspectiva de una nueva oportunidad más “empoderadora”. Bajo la dirección de un jefe menos que estelar, es casi imposible que una persona alcance su máximo potencial. Frases como:

  1. Nadie puede hacer nuestro trabajo tan bien como nosotros mismos.

No importa quién lo complete, constantemente estamos rehaciendo el trabajo de los demás. Desde encontrar errores simples hasta tener una visión diferente del proyecto, nada es lo suficientemente bueno a nuestros ojos. Las cosas se han intensificado hasta el punto de que el equipo ha renunciado a contribuir, ya que saben que alterará o renovará su trabajo por completo.

Uno de los trabajos principales de un líder es permitir que sus equipos directos tengan la libertad de prosperar, lo que resultará en nuestra mejora en el trabajo. La microgestión lo desactiva instantáneamente. Proporcionar un entorno de trabajo que nos permita a las personas innovar y tener éxito al establecer estándares claros. En lugar de intervenir para completar las tareas por ellos, capacitemos a las personas a lo largo del proceso. A través de esto, desarrollaremos las habilidades necesarias en nuestra gente para elevar su trabajo y alcanzar los estándares, objetivos establecidos.

  1. Resentimos nuestro trabajo.

El liderazgo conlleva una enorme responsabilidad. No solo se espera que realice su propio trabajo, sino que también ayude a mejorar sus subordinados directos. Esto último puede hacer que algunas personas se resientan por su posición de poder. No es ningún secreto que gestionar personas puede resultar complicado. Esto a menudo conduce a una falta de comunicación, situaciones de lectura incorrecta y un resentimiento que arde lentamente.

Ser líder no es un curso de progresión natural para todos. Sin embargo, es algo en lo que cualquiera puede tener éxito si es lo suficientemente flexible, diligente. Tomémonos  el tiempo para evaluar seriamente si nuestra función actual es realmente adecuada para nosotros versus al equipo. Preguntémonos como si estuviéramos viendo delante de nosotros una situación crítica casi de “vida o muerte”, podríamos responder a: “¿Estamos dispuestos y seremos capaces de ayudar en caso de emergencia?”

  1. Los mejores miembros de su equipo se van.

Un estudio reciente de Gallup mostró que el 75 por ciento de los empleados que abandonaron voluntariamente sus trabajos lo hicieron por culpa de sus jefes. Independientemente de cómo se sienta la persona, el empleado con respecto a su puesto en sí, simplemente no ve la manera de evitar a su mal jefe. Estas personas con talento y trabajadoras son empujadas hasta el final de su ingenio en lugar de ser apoyadas y desarrolladas.

Andy Stanley dijo: “Los líderes que no escuchen eventualmente se verán rodeados de personas que no tienen nada que decir”.  El mejor lugar para comenzar si nos hemos dado cuenta que están casi por decirlo de una manera “obligando” a las personas a salir de su lugar de trabajo es escuchando intencionalmente.

  1. Nosotros somos los únicos autorizados para tomar decisiones

Incluso las personas que están impulsadas por el ego y prosperan con la sensación de poder se agotan con el tiempo al tener que tomar todas las decisiones importantes. En el centro del liderazgo está el empoderamiento de otras personas. La toma de decisiones es una de las mejores formas de empoderar a otras personas.

Si tenemos que tomar todas las decisiones, comencemos poco a poco y ceder la responsabilidad y  el poder para que otros puedan usar sus cualidades por las que fueron contratados, su talento, su capacidad, su cerebro, su inteligencia emocional.

Si nos encuentra luchando con algunos de estos signos que podemos detectarnos, sepamos que podemos dejar de permanecer así. Nosotros somos los únicos que podemos hacer los cambios necesarios para asegurarnos de no convertirnos en un mal jefe. Podemos mirar de encontrar formas de trabajar en nuestras habilidades de liderazgo con la mayor frecuencia posible.

Dejamos de estar en desacuerdo con esta lista:

  1. Desconfianza,
  2. Falta de comunicación,
  3. Falta de transparencia,
  4. Política de oficina,
  5. Falta de propósito claro,
  6. Interés propio,
  7. Chismes y rumorología,
  8. Falta de responsabilidad,
  9. Inconsistencia,
  10. Hipocresía,
  11. Falta de respeto,
  12. Pasotismo.

Sabemos que muchos cuando hemos leído al principio del artículo, habremos pensado, madre mía, si esto nos ha ocurrido o lo hemos oído alguna vez, esto sucede, ha sucedido y tristemente continua sucediendo. Pero al final, todo depende de nosotros, de poner este 1% para intentar cambiar las cosas.

“Las circunstancias no hacen al hombre, simplemente revelan como es”. – James Allen

Podemos contactar  aquí o en LinkedIn.

Gracias por leer,  por compartir.

By  Ricard Lloria  @Rlloria

Bibliografía para realizar la entrada:

Photo credit: Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Photo credit: Fuente imágenes: https://www.aesc.org/insights/blog/business-leaders-believe-wrong-leadership-top-reason-toxic-work-culture

Licencia de Creative Commons

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Un comentario en “Liderazgo y cultura tóxica dentro y fuera de las organizaciones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .