Dilemas para y sobre el futuro del trabajo.

Dilemas para y sobre el futuro del trabajo.

Dilemas para y sobre el futuro del trabajo.

Los dilemas que nos estamos encontrando y que nos vamos a encontrar para el futuro del trabajo son diferentes, según vamos leyendo, las diferentes organizaciones y mercados, según también las nacionalidades, dejamos de terminar, cuál podría ser el mejor para definirnos, el cambio ha llegado y deja de darnos tregua cuanto más avanza el tiempo.

El mismo tiempo que este mismo espacio, el pasado día 13 de abril cumplimos 9 años de esta humilde aventura, intentando licuar los aprendizajes, ideas, pensamientos junto a las mismas experiencias profesionales y personales, con las Gracias que siempre nos acompaña en todas las entradas para marcar dónde empezamos.

“Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio”. – Leonardo Da Vinci

Según la investigación de la consultora en Recursos Humanos McKinsey, en su artículo “Reimagining the office and work life after COVID-19”, que el 80% de las personas encuestadas en Estados Unidos declararon que disfrutan trabajar desde casa, ya que el 41% nos dice que es más productivo que antes y el 28% aseguró que es igual de productivo.

Muchos trabajadores, empleados hemos disfrutado de una mayor flexibilidad para equilibrar nuestra vida personal y profesional, además declaramos que preferimos, en muchos casos, trabajar desde casa en lugar de la oficina.

Por otra parte, las organizaciones piensan que pueden acceder a nuevos grupos de talentos con menos restricciones de ubicación, adoptar procesos innovadores para que puedan impulsar la productividad, puedan crear una cultura aún más sólida y de este modo de reducir significativamente los costos inmobiliarios.

Según el informe de Deloitte People, technology, and the path to organizational resilience, dentro de las múltiples consideraciones que presenta para preservar la continuidad de operaciones de negocios están las buenas prácticas en las herramientas tecnológicas.

Estamos viviendo una revolución digital sin precedentes, por su velocidad, su alcance y el impacto al sistema, advierte el Foro Económico Mundial (WEF) según el artículo de The Fourth Industrial Revolution: What it Means, How to Respond.

Carl Benedikt Frey, director del programa The Future of Work en la Universidad de Oxford, nos dice que la tecnología está lejos “de reemplazar a un gerente que motiva a sus colegas, hace que los equipos trabajen juntos eficazmente, negocia un nuevo contrato con un cliente, persuade a la compañía de la estrategia adecuada; todas estas tareas están muy lejos de ser automatizadas”.

En el estudio también nos ayudan a identificar tres ámbitos en los que es fundamental el desempeño de personas: los relacionados con interacciones humanas complejas, los de creatividad y los de percepción y manipulación.

Por su parte, el WEF estima que, para 2025, las empresas adoptarán tecnologías como e-commercebig data y cloud computing.

Asimismo, el informe del WEF nos menciona que la demanda de habilidades para los empleos que nos cambiará en los próximos cinco años; las que están adquiriendo relevancia son:

  • Pensamiento crítico
  • Análisis y resolución de problemas
  • Habilidades de autogestión, es decir, aprendizaje activo, resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad.

¿Podemos tener claro sobre las habilidades que necesitaremos en 5 o, incluso, 10,20 años?

El WEF presenta cifras significativas. Nos reporta que las compañías, organizaciones  proyectan que un 40% de los trabajadores requerirá reciclaje profesional en seis meses o menos y 94% de los negocios líderes espera que las personas, los empleados aprendan nuevas competencias en el trabajo.

Se trata de un fuerte aumento en las proyecciones, si los podemos comparar con la expectativa de 65% en 2018.

Asegura que 8 de los 10 trabajos mejor pagados hoy están basados en competencias STEM.

Sin embargo, las competencias STEM requieren de una educación transdisciplinaria. Este enfoque implica vincular materias puras y duras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, con otras que permitan desarrollar la formación humanística, la creatividad y la innovación.

Al reflexionar sobre la disrupción de la tecnología en la vida humana, el filósofo e historiador israelí Yuval Noah Herari, quien se presentó en el Sura Summit 2021, nos propone que la reinvención humana se relacione con el desarrollo de la flexibilidad mental y la plena aceptación de la incertidumbre del futuro.

Somos seres altamente adaptables y hoy, más que nunca, podemos aprovechar nuestra capacidad de empatía y cooperación para buscar un mejor futuro para todos”,

Así, la revolución tecnológica está cambiando de manera acelerada el mundo del trabajo y las universidades según la revista digital del mes de marzo, abril del 2022 Tec Review.

Según el artículo “Great expectations: Making hybrid work work “nos dice que:

Hemos estado en la cúspide del cambio al trabajo híbrido durante más de un año, con comienzos en falso atribuidos a una pandemia que tenía otras ideas. Ahora, estamos en un punto de inflexión largamente esperado: la experiencia vivida del trabajo híbrido. El trabajo híbrido ya ha subido siete puntos año tras año (hasta el 38 %) y es probable que el 53 % de las personas consideren la transición al híbrido en el próximo año.

Dilemas para y sobre el futuro del trabajo.

Una cosa está clara: no somos las mismas personas que se fueron a casa a trabajar a principios de 2020. La experiencia colectiva de los últimos dos años ha dejado una huella duradera, cambiando fundamentalmente la forma en que definimos el papel del trabajo en nuestras vidas. Los datos muestran que la gran reorganización está lejos de terminar. Los empleados, las personas de todo el mundo están repensando la ecuación de «vale la pena» y están provocando la gran renuncia de los puestos de trabajo. Y a medida que más personas experimentan las ventajas del trabajo flexible, más influye en la ecuación. Para las generaciones Gen Z y Millennials, nos deja de haber la vuelta atrás. Y con otras generaciones dejan de estar muy lejos de la ubicación y de la situación actual, las empresas deben encontrarse con los empleados donde están.

La economía mundial se encuentra en un punto de inflexión a medida que las tecnologías digitales continúan incorporándose a la vida laboral y personal a un ritmo sin precedentes. Para 2023, las empresas transformadas digitalmente representarán más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) mundial. Dos factores generales impulsarán esta tendencia: la proliferación de dispositivos digitales y la creciente prominencia de la base de usuarios millennial y zoomer (Generación Z). Estas generaciones con conocimientos digitales representan el 75% de la población en el Medio Oriente en la actualidad. Para 2025, se prevé que la cantidad de dispositivos conectados a nivel mundial alcance los 100 mil millones, más de 12 veces la cantidad de personas en este mundo. Según nos lo explican en “National Digital Transformation and Smarter Cities: Eight forces that will shape the future “.

A todo ello, le sumamos el tema de las reuniones, el gran debate si han de ser presenciales o remotas; Las reuniones sirven para diferentes propósitos, que van desde reuniones sociales informales hasta sesiones formales de intercambio de ideas. A menudo aparecen en nuestros calendarios como eventos recurrentes (¡sin fecha de finalización a la vista!). Una nueva investigación muestra que alrededor del 70% de todas las reuniones impiden que los empleados trabajen y completen todas sus tareas. Si bien hubo una disminución del 20 % en la duración promedio de las reuniones durante la pandemia, el número de reuniones a las que asistió un trabajador aumentó en promedio un 13,5 %. Las reuniones ineficaces que nos hacen perder el tiempo pueden tener un impacto negativo en el bienestar psicológico, físico y mental. Tal y como nos reflexionan en la entrada de “Dear manager, you’re holding too many meetings

PWC, nos dice en su informe para conocer el futuro del trabajo este año [PDF] The future of work: A journey to 2022 ) que: Las innovaciones disruptivas están creando nuevas industrias y modelos de negocios y destruyendo los antiguos. Las nuevas tecnologías, el análisis de datos y las redes sociales están teniendo un gran impacto en la forma en que las personas se comunican, colaboran y trabajan. A medida que las generaciones chocan, las fuerzas laborales se vuelven más diversas y las personas trabajan más tiempo; los modelos de carrera tradicionales pronto pueden ser cosa del pasado.

Muchos de los roles y títulos de trabajo del mañana serán aquellos en los que aún no hemos pensado.

Otro de los dilemas es si el trabajo podría ser híbrido o no. El trabajo híbrido es un enfoque que diseña la experiencia laboral en torno y para el trabajador, donde se encuentre, lo que permite a las personas trabajar desde casa, en la oficina o en cualquier lugar. El trabajo híbrido es una evolución natural del trabajo remoto y representa una gran transformación de la cultura laboral. El trabajo híbrido permite a las organizaciones de hoy acentuar las fortalezas de su fuerza laboral y alinearse con sus estilos de trabajo preferidos, lo que da como resultado empleados más felices y productivos. Este artículo “Realize the promise of Hybrid Work “examina cómo la convergencia de personas, tecnologías y sitios está impulsando el trabajo híbrido y los pasos que puede seguir para que el trabajo híbrido funcione para nosotros.

El desarrollo de la capacidad de la fuerza laboral de las organizaciones es la piedra angular de la competitividad global. Según la consultora de gestión «McKinsey “Adaptingworkplacelearning in the time of coronavirus“.

El trabajo híbrido está cambiando muchas organizaciones y empresas, según “Hybrid Work is changing companies and employees “ que bien nos marcan los siguientes puntos:

  1. El trabajo híbrido será parte de los patrones de trabajo del futuro, pero algunas empresas y empleados están luchando por adaptarse, según un nuevo informe de Microsoft.
  2. La mitad de los líderes empresariales dicen que su empresa planea volver a la oficina a tiempo completo, pero más de la mitad de los trabajadores quieren un trabajo remoto o híbrido.
  3. Las prioridades del personal se han desplazado hacia una cultura corporativa positiva y el bienestar.

Sin embargo, trabajar en casa también puede resultar solitario para el personal, y la construcción de relaciones es más difícil en entornos remotos.

Las empresas, las organizaciones necesitamos “reimaginar el papel de la oficina” y establecer un modelo de trabajo híbrido más claro, nos dice el mismo informe.

Como podemos ver cada vez más el mundo se está volviendo más dinámico y complejo, por lo que los líderes podríamos  aprender a superar nuevos desafíos, más si hacemos reflexiones de forma humilde, sobre el futuro del trabajo, dónde el cambio es estar cambiando, casi en modo constante. Los retos en un mundo VUCA, cada vez nos lleva a que vayamos a ir cambiando de estrategias y modos de trabajar diferentes.

El futuro y presente del trabajo, competencias y habilidades para estar actualizados, hablamos que nuestro futuro de trabajo va a estar muy ligado a la volatilidad y la incertidumbre, al cambio constante. Alfabetización digitalaprendizaje por conexiones digitales, organizaciones hibridas y cambiantes, forman parte de nuestra vida, presente y futuro. El futuro del trabajo es volátil e incierto, la alfabetización digital y las organizaciones hibridas están y estarán en un futuro próximo. Son actualmente tantos desafíos como dilemas que nos podemos plantear a la hora de que intentemos de forma humilde entender que dirección queremos ir tomando, aprender de lo aprendido, si realmente funcionamos en tiempos de confinamiento, si realmente aprendimos que podemos trabajar desde casa, trabajo remoto con tecnología desde cualquier parte del mundo.

Y todo lo que hemos leído puede fallar si las personas fallamos, por muchas previsiones de futuro de trabajo hagamos, herramientas, curaciones de contenido, aprendizaje colaborativo si durante el trayecto perdemos las maneras y las formas en el trabajo, si dejamos de usar la auto-aceptación para aprender del pasado, en definitiva, si queremos ir optimizando las rotaciones, diseñaremos a medida nuestras propias Kpi´s para poder de esta modo tener una visión rápida y contundente, sino fallaremos de nuevo.

“Esta era de la ansiedad es, en gran parte, el resultado de querer hacer las tareas de hoy con las herramientas de ayer” – Marshall McLuhan

Podemos contactar  aquí o en LinkedIn.

Gracias por leer,  por compartir.

By  Ricard Lloria  @Rlloria

Bibliografía para realizar la entrada:

Photo credit: Dibujo de FranekD en Pixabay

Photo credit: Cassettes de Bru-nO en Pixabay

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.