ÉXITO DE PRINCIPIO: HACER NUESTRO PROPIO PENSAMIENTO

Top view of colored pencils

“No entiendo por qué la gente se asusta de las nuevas ideas. A mi me asustan las viejas”. – John Cage.

El potencial de la mente, el poder total y absoluto es uno de los regalos más grandes de la humanidad. Literalmente, tenemos el poder más increíble en nuestras mentes.

La mayoría de la gente no piensa por sí mismos. Parece que tenemos una gran cantidad de opiniones, pero estas opiniones son rara vez las nuestras. Por lo general, aceptamos lo que sea, lanzando nuestro camino, somos a menudo influenciados y controlados por las circunstancias externas. En su libro, “Burlando el Diablo” Napoleón Hill describe a estas personas como “vagabundos”. Como si vagáramos por la vida sin saber lo que pensamos o deseamos. Una vez que comencemos a la deriva en un área, nosotros tenderemos a desplazarnos en todas las áreas de nuestra vida.

La comprensión de cómo funciona nuestra mente es el regalo más poderoso que nosotros podemos darnos. Pocos de nosotros se nos enseñan activamente cómo utilizar la mente en todo nuestro potencial. En cambio, nuestro conocimiento es incidental – habilidades que aprendemos por defecto de los padres, modelos a seguir, la sociedad y los compañeros.

“Las personas exitosas pueden transformar los obstáculos en oportunidades, y esta es la clave del éxito auténtico”

Antes de la edad de siete años, tenemos pensamientos específicos, ideas e imágenes quedan fijadas en la mente de nuestro subconsciente. Nos fijamos en un ‘modelo’, literalmente, o copiamos a la gente que nos rodea, porque no sabemos cómo hacer las cosas, cómo responder a las cosas, ¿qué tipo de comportamiento es el adecuado en determinadas situaciones, como hacer las cosas….? Esto se convierte en nuestro sistema operativo conjunto en una piedra, que define e influye en todas nuestras decisiones, y da forma a la manera en que nos acercamos al mundo. Suposiciones incorporadas nos pueden limitar, creando bloqueos que sabotean nuestra capacidad de tener éxito.
“Éxito”, lo pongo entre comillas porqué no tiene que ser un premio, un momento de gloria, ser famoso, es mucho más, es el sentirnos realizados, siendo valientes, teniendo coraje, lograr los objetivos que queremos tanto en lo personal, relacional o profesional, sea de modo individual o grupal.
Las personas de “éxito”, repito para ser personas de éxito no hace falta conseguir muchas logros, con un solo ya basta, por pequeño nos parezca, ese logro ya es un éxito para nosotros, por otra parte, nosotros utilizamos la mente en todo nuestro potencial.

Esto significa que nosotros permanecemos abiertos, capaces de jugar, explorar y encontrar soluciones inventivas a nuestros problemas. Las personas de “éxito” son creativas. Pueden transformar los obstáculos en oportunidades, y esta es la clave del éxito real. Hablamos cuáles son nuestras opiniones, sentimientos y pensamientos, no lo que otros nos han dicho es correcto, incorrecto o lo que deben pensar. Todo tiene cabida, desde la opinión de los demás así como nuestra opinión, es de aquí dónde radica nuestro aprendizaje continuado, para llegar a conseguir eso que tenemos marcado como objetivo, es por ello que cuando lo conseguimos es un “éxito”.

Una relación mental positiva. Si nuestra mente es receptiva a la riqueza, si abrazamos activamente el beneficio es como algo inevitable, no hay posibilidad de fracaso. En el libro “Piense y hágase rico (Think and Grow Rich )” publicado en 1937, Napoleón Hill dice que trabajar con la mente es la mejor manera de alcanzar el éxito. Napoleón Hill cree que mientras que no se puede cambiar a los demás, se puede cambiar la forma de tratar con ellos y con nuestra vida. Todo se origina en nuestra conciencia.

Con el fin de crear riqueza en la realidad, primero lo concebiremos en nuestra mente. No hay accidentes. Se trata de trabajo. A través de esfuerzo, nosotros podemos aprovechar el poder increíble que permanece latente en nuestro interior. Y si nosotros hacemos esto, nuestro potencial de éxito es ilimitado.

Detail of colorful design bench

El deseo corre por nuestra sangre. Decidirá definitivamente qué es lo que queremos en nuestra vida.
Nosotros si hacemos un plan y si lo seguimos con una pasión total, como si nosotros estuviéramos persiguiendo el amor de nuestra vida, este se transformará en un deseo.

Como entrenador de la mente Bob Proctor dice:” tenemos que enamorarnos de alguna idea de la forma en que nos enamoramos de una persona. ”

Aunque la mayoría de las personas sabemos lo que no queremos, no damos mucha importancia a lo que hacemos en realidad. Al centrarnos en los resultados deseados, simplemente estamos atrayendo más de lo mismo, y el éxito es poco probable que lo consigamos. Sólo con claridad, la articulación de los resultados que queremos, esos resultados pueden convertirse en una realidad. Y articulando Quiero decir, lo que decimos, lo que hacemos, donde vayamos, que nos pasa el tiempo – todos estamos o deberíamos estar en consonancia con nuestros deseos.

“Deseos apasionados y obsesiones salvajes son nuestro personal Sistema de Posicionamiento Global. Ellos nos guían hacia lo que queremos, y nos muestran lo que estamos destinados a hacer”

Seguimos siendo en su mayor parte desconectados de nuestros deseos. Sin embargo, estos deseos apasionados y obsesiones salvajes son nuestro sistema personal Sistema de Posicionamiento Global. Ellos nos guían hacia lo que queremos, y nos muestran lo que estamos destinados a hacer.

El deseo contiene la génesis de nuestro potencial. Como una semilla, el deseo puede convertirnos en algo maravilloso. Citando a David Neagle:

“Si utiliza el ejemplo de la semilla de un árbol, si se toma esa semilla y lo puso en el ambiente correcto, nutrirlo, agua y darle todos los nutrientes que necesita, va a vivir el potencial que está en eso. Tiene el potencial para un bosque entero encerrado dentro de ella. Al igual que con la semilla, si se toma el deseo y la nutren y alimentan y lo puso en el entorno adecuado, que tiene el potencial de vivir las cosas más increíbles en su vida”.

La semilla del deseo es altamente contagiosa, y tiene un fuerte impacto en los que nos rodean. A medida que nuestros propios adornos son potenciales, nuestra familia, amigos y compañeros de trabajo se inspiran a seguirnos. No podemos dejar de notar nuestro creciente empoderamiento como nosotros consolidamos nuestros deseos.

Todo comienza con el deseo. Todo lo que tenemos que hacer es escuchar y tomar la decisión de hacer absolutamente nada para que esos deseos cobren vida. Que sea una prioridad para encontrar el tuyo y perseguirlos con pasión absoluta. El deseo es tan inherente a la condición humana que la vida sin ella es casi inconcebible.

No inclines nunca la cabeza, tenla siempre erguida. Mira al mundo directamente a la cara. – Helén Keller

¿Cómo podríamos obtener nuestro punto de equilibrio?

Gracias por leerme, por disfrutar, y sobre todo que te haya ayudado.

Seguiré escribiendo, y aportando.

Ricard Lloria by @Rlloria

Photo credits : Kaboompics.com

Fuentes: Bob Proctor , David Neagle , Piense y hágase rico (Think and Grow Rich

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

2 pensamientos en “ÉXITO DE PRINCIPIO: HACER NUESTRO PROPIO PENSAMIENTO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s