Liderazgo, una cata de Vino y una banda de Rock

rock_concert_184546

«El problema nunca es cómo incorporar pensamientos nuevos e innovadores en la cabeza, sino cómo sacar los viejos».

Dee Hook

¿Alguna vez hemos estado en un concierto de rock o pop en directo? ¿Nos acordamos de lo que era esta experiencia musical? ¿O lo que es?

Una de las cosas que me gusta hacer es asistir a los conciertos de rock, pop cuando alguno de los grupos o cantantes está en la ciudad. No sólo es porque hacemos una pausa de trabajo sino también de todas las cosas que hacemos en nuestro día a día, para conseguir la emoción de ver a los artistas que admiramos tocando delante de nosotros. Por lo general, las entradas se agotan de forma rápida si el artista o grupo intérprete es popular, bueno o un clásico. Nuestras expectativas comienzan a construirse el momento que confirmamos la compra de la entrada. Según el tipo de grupo puede que el tiempo que necesitamos para llegar al concierto sea de adelantarnos a la hora. Como asistentes al concierto de rock sabemos, que nos tocará hacer unas horas de espera si queremos estar en los lugares más cercanos al escenario. Cuando la puerta se abre por fin, la gente nos apresuramos y en cuestión de segundos todos estamos ocupando los mejores lugares. Dependiendo del grupo y su importancia, antes de empezar con el concierto, podríamos tener un «acto de apertura» realizada por uno o varios grupos teloneros. Esta banda suele ser local y nueva, nos cantará algunas canciones mientras que el grupo principal se prepara para entrar en el escenario.

Cuando el grupo principal sale, todos gritamos y gritamos sin control; Cuando se inicia la música, todo el mundo empieza a cantar en un único sonido; Cuando el cantante habla entre canciones, no importa lo que diga, si es algo tonto o trivial, el discurso es, todos le escuchamos; Cuando el cantante nos pide que saltemos, saltamos todos; Cuando es hora de ir terminando el concierto, la gente grita “Una más, un más”; Cuando parece que el concierto está ya terminando, todos tenemos la sensación que se desemboca a una sensación de «¿por qué se termina tan pronto?»

Seguir leyendo Liderazgo, una cata de Vino y una banda de Rock