7 formas de ser más audaz, valiente en nuestras vidas y trabajo.

Estación_Jared_Erondu_via_Unsplash_

“Date la oportunidad de ser un prófugo,
Escápate de la prisión que tú mismo ¡construiste!”
Juan Carlos Valda

Cada semana, dentro de mi tiempo, intento conectar con alguien de la red, hablar con ella, sentir su voz, desvirtualizarnos, darle sentido a esa imagen con la que comparto a menudo información, interacción, contenido, debates, artículos etc. La pregunta que esta persona me realizó fue la siguiente. ¿Cómo has afrontado una situación difícil en tu etapa profesional? ¿Cómo lo resolviste? La primera respuesta que me vino por la cabeza por intuición, por audacia. Siendo valiente ante ella, analizándola de forma rápida e intuitiva, así de fácil. Hay veces que por miedo a, por miedo a que nos rechacen, por miedo no somos valientes. Nadie es un súper héroe, quien diga lo contrario, miente. Todos somos humanos, con nuestras experiencias, miedos, temores, pensamientos, ideas, conclusiones y reflexiones.

Hace apenas un año os hablaba de tener coraje cómo rasgo esencial del liderazgo, pero hay veces que no sólo hemos de tener coraje sino también hemos de ser valientes, esto no significa necesariamente que vamos a saltar desde aviones o viajar a las regiones más peligrosas del mundo (aunque ciertamente puede si nosotros queremos ¿Por qué no?). Para algunas personas, cultivar un sentido de la intrepidez es más sobre cómo obtener el valor de pedir una promoción importante o para hacer un movimiento en nuestras vidas como puede ser el cambiar de lugar de domicilio a través del propio país o en el extranjero para encontrar o tener la oportunidad de una vida mejor. En el trabajo, a la hora de tomar ciertas decisiones también hemos de ser audaces y valientes, porqué de ellas puede depender un equipo, u organización.

No importa el resultado específico final que estemos trabajando hacia la consecución de unos resultados, sean profesionales o personales, a mi modo de ver, todos hemos pasado un mal momento o hemos tenido un miedo en la vida, algo que después con el tiempo, con el auto análisis o auto conocimiento podríamos llegar a pensar de una forma que nos ayude a minimizar el miedo y abrazar valor en nuestra vida, en nuestro trabajo:

1 – Identificamos nuestros miedos y debilidades.

El primer paso para convertirnos en ser personas más audaces y valientes, es identificar simplemente ¿qué es lo que tememos?, ¿qué nos da miedo?, en caso del trabajo ¿Qué debilidades tenemos tanto cómo persona o organización? Si nosotros hemos estado luchando por un objetivo, este no se cumple, empezamos a tener una vaga sensación de ansiedad o malestar, es una parte vital del proceso de miedo, el cual debemos aceptar y para ello salimos de nuestra zona de confort, una forma es reinventándonos constantemente, pero eso si focalizando hacía dónde queremos ir.

Sin embargo, mientras algunos temores son bastante sencillos (por ejemplo, el miedo a las arañas o serpientes), los temores de estilo de vida tienden a ser más complejos. Si, por ejemplo, tenemos miedo de las nevadas, somos conscientes de que no es sólo el fenómeno meteorológico que nos asusta – es también la amenaza de muerte, devastación en nuestras vidas y más si la tormenta de nieve empieza fuera de nuestros hogares, y tenemos que desplazarnos, esto nos provoca que la pérdida que este tipo de sistemas pueden llevar a cabo.

Al tomar el tiempo para realmente llegar a la raíz de lo que nos asusta, nosotros seremos capaces de procesar nuestros miedos utilizando los diferentes caminos, vías, decisiones con el fin de reducir el impacto que tienen en nuestra vida.

En el caso del trabajo o en entornos empresariales, podemos tener miedo a perder el trabajo, a perder cuota de mercado, a que los objetivos profesionales no se cumplan o los objetivos de empresa estén por debajo de lo previsto, en el entorno actual es normal, por ello hemos de ir manteniendo la calma, trabajando con constancia, audacia y valentía en el día a día, hacer un paso para adelante puede dar muchos beneficios, que no apresurarnos para la lucha del beneficio inmediato, creando un micro clima de ansiedad.

2 – Exploramos los peores de los casos y escenarios más probables que nos podríamos encontrar.

Una vez que sepamos qué es lo que provoca que tengamos miedo, que conozcamos nuestras debilidades como profesionales o empresa, tomemos el tiempo para trazar los peores escenarios que podrían resultar. Digamos que nosotros queremos pedir un aumento, pero tenemos miedo de ser rechazados. En este ejemplo, el peor de los casos sería nuestro jefe nos diga que haz las maletas y marcharse. Pero es mucho más probable que nuestra petición sea aprobada o rechazada cortésmente. Digamos que cómo empresa queremos cerrar un acuerdo importante, pero por un motivo u otro que desconocemos no lo terminamos de cerrar, entonces es cuando nos habríamos de hacer la pregunta. ¿Qué tipo de indecisión por ambas partes hay? ¿Qué hay que interponga el cierre de acuerdo? En la coyuntura actual económica, todos los procesos van mucho más lentos, todo en expectativas de cómo va ir fluctuando el cambio en los mercados, en los clientes, y esto empieza desde abajo hacia arriba o desde arriba hacia abajo.

Utilicemos estos escenarios más probables para evitar que nuestra mente se escape con el peor resultado posible en una situación dada. Así daremos una situación que en caso de encontrarnos con ella sabremos cómo afrontarla.

3 – Elijamos una técnica de relajación.

Las personas tenemos que lidiar con el estrés de maneras diferentes. Todos de una forma u otra conocemos o tenemos una técnica de relajación que se adapta a nuestra personalidad, es una parte vital de la gestión de miedo en nuestra vida.

Por ejemplo, para ayudar a controlar nuestros temores, podríamos probar:

a. Participar o realizar ejercicios de meditación
b. Conseguir un entrenamiento intenso
c. Escribir en un diario
d. Cantar junto con música con el volumen alto
e. Asistir a eventos, reuniones de meditación, espirituales etc.
No hay manera correcta o incorrecta para relajarnos, así que escuchemos a nuestra propia mente cuando se trata de encontrar actividades que vamos a tomar el borde de nuestro miedo.

En el caso del entorno empresarial, trabajo, la situación de crisis puede crear también un estado de ansiedad a nivel global, si somos líderes, responsables, directores, gestores, debemos mantener la calma, no apresurarnos en una mala decisión, evaluar los daños colaterales que puede causar el impacto a la hora de tomar decisiones, marcar el objetivo, recordar siempre la misión y valores de la empresa, y gestionar el miedo o la sensación de fracaso que podamos tener, nuestra intuición, experiencia será vital para nosotros.

Por ejemplo para ayudar en entornos no favorables dentro de la empresa podríamos hacer lo siguiente:

a. Participar o realizar ejercicios de lluvia de ideas con cada y uno de los trabajadores.
b. Conseguir un entrenamiento intenso por parte de todos los implicados, para relucir las ideas.
c. Escribir a diario las nuevas ideas, por muy descabelladas que sean, una será buena seguro. He visto métodos muy buenos que están realizando empresas desde hace años como son los tableros de post-it o pizarras escritas y dibujadas por los propios trabadores.
d. Asistir a eventos, reuniones, asociaciones, foros, congresos, de esta forma estaremos al día de todas las novedades y tendremos más información para saber actuar, decidir y por lo tanto llevar a cabo ese objetivo que tanto se nos resiste.

4 – Evitemos tener miedo de forma anticipada.

Tener miedo de un evento o acción es una cosa. Pero también es común que la gente acumulemos ciertos escenarios de forma anticipada en nuestras propias mentes hasta el punto en el miedo a la misma anticipación sea peor que el propio miedo del participar en el evento. (Miedo escénico).

Cantante Jay Wennington via Unsplash

No nos hagamos esto. Si nosotros nos sentimos temerosos acerca de un evento, acción futura (o algo que nosotros no estamos seguro de que incluso pueda suceder), utilizamos nuestras propias técnicas de relajación para calmarnos. No hay razón para que nuestro miedo nos pueda acondicionar a peor síquicamente dentro de nosotros mismos de una forma innecesaria.

En entorno empresarial, el miedo existe siempre, y más cuando hay que lanzar un nuevo producto o servicio al mercado, esto crea, muchas veces un miedo en general dado que muchas la veces la inversión es alta, y el retorno de esta inversión es a largo plazo, esto provoca que pensemos si es el momento no adecuado de lanzarlo con todo lo que comporta, como es toda la cadena de suministro (Compra, suministro, distribución, almacenaje) y fabricación con cada y uno de los costes que repercute en el mismo.

A nivel profesional, muchas veces si decidimos hacer un cambio profesional, ya estamos pensando en que sucederá luego, en el después, cuando aún ni lo conocemos. Hay gente que piensa que más vale malo conocido que malo por conocer, pero podríamos cambiar el enfoque pensando que si estamos mal en ese sitio o puesto, más vale mejor por conocer que malo conocido. No hace mucho con una persona que aprecio mucho, hablábamos abiertamente, que ahora las empresas empiezan a ver que los trabajadores no son para siempre a no ser que los cuiden pero que los trabajadores también se han dado cuenta que los trabajos para toda la vida ya no existen, tanto ella como yo somos conscientes que en nuestras etapas como profesionales ese pensamiento ha existido desde siempre, y por lo tanto sabemos que cuando estamos en un sitio lo damos todo hasta que por un motivo u otro cambiamos, para bien, para mejorar y seguir creciendo.

5 – Expliquemos a alguien nuestros temores.

El miedo tiende a ser una cosa muy personal, lo que distorsiona nuestra perspectiva y magnifica nuestros miedos. Si, por ejemplo, que tenemos miedo de ser rechazados por una posible cita, es posible que estemos visitando, sintiendo nuestro miedo una y otra vez en nuestra mente – hasta que estemos seguros de que nosotros nunca conseguiremos una cita de nuevo.

Puede ser que sea miedo pensar en que si lo explicamos a un amigo o miembro de la familia acerca de las cosas que tememos, pero a menudo, si conseguimos este tipo de entrada de una persona externa a nuestro pensamiento propio puede ayudarnos a ver nuestros miedos desde un ángulo diferente. Nos sentiremos inmediatamente menos solos después de confiar en otra persona, y puede que nos encontremos precedentes de que esas mismas personas en su debido tiempo o distancia, también se encontraron en la misma situación. Los consejos y recomendaciones de otras personas allegadas a nosotros que se han enfrentado con los mismos temores y lo han superado, nos ayude a nosotros también.

Dentro de la empresa, existen temores, tal y como os he ido explicando anteriormente, muchas veces por falta de una comunicación interna, dónde el corre va y dile es lo que se usa en los pasillos, lugares de encuentro de la empresa, dónde la información fluctúa en las empresas entre los propios trabajadores, dependiendo del tipo de información puede crear un pánico que sea contra producente en general ya que afecta el estado de ánimo de los trabajadores y ello conlleva una bajada de motivación y por lo tanto de productividad.

6 – Veamos un terapeuta, un psicólogo, un coacher, un médico, un asesor, un experto.

Todos nos enfrentamos a miedos y – nueve de cada diez veces – estos temores son manejables. Sin embargo, en algunos casos, el miedo crece fuera de control, convirtiéndose en algo que impide activamente a las personas de vivir plena, con la participación vidas.

Si alguien de nosotros se encuentra en esta situación, creo que deberíamos de considerar visitar a un terapeuta, un psicólogo, un coacher, un médico que este especializado en el miedo, el manejo de situaciones, de problemas, de la ansiedad, todo dependiendo de la situación personal y profesional que nos encontremos. No hay nada vergonzoso en la búsqueda de ayuda profesional, y nosotros puede ser que nos sorprenda por la cantidad de personas que actualmente por a o por b tiene que recurrir ayuda, de este tipo de apoyo puede hacer en nuestra vida más llevadera.

Dada la situación actual, nos encontramos que muchas pymes, empresas, trabajadores, están de forma mental bloqueadas, sin muchas alternativas por A o por B, incluso por C. Antes de que llegue el pánico, el bloqueo, habríamos de conocer las alternativas que el mercado actual nos ofrece, dado que hay muchos profesionales muy buenos especializados en sus sectores e incluso hay muy buenos profesionales que tienen una visión mucho más abierta dado que han sido o son profesionales polivalentes, es decir conocen perfectamente cómo se opera en diferentes escenarios, departamentos, incluso mercados, no tengamos miedo a recurrir a ellos.

7 – Enfrentamos nuestros miedos de cara.

Finalmente, una vez que nosotros hemos trabajado a través de todas las ideas mencionadas anteriormente, no hay nada más que hacer sino para confrontar nuestros miedos de frente y girarlos con alternativas.

Sobre una base regular, tratamos de hacer las cosas que nos asustan. No seamos estúpidos o tomemos innecesariamente riesgos peligrosos, pero que sea un esfuerzo para contrarrestar el miedo con la acción. Si tenemos miedo de rechazo, preguntemos a las personas, a las empresas de nuestro alrededor, o en asociaciones para conocer de primera mano cómo está situación a tiempo real. Un punto de vista desde fuera nos ayudará a ello, porque seamos personas, trabajadores o empresas, nos encontraremos con personas que ya lo han vivido, trabajado, experimentado con anterioridad. Si tenemos miedo de pedir para una promoción en el trabajo, establezcamos un plazo para nosotros y comprometámonos a hablar con nuestro responsable un día particular. Si tenemos miedo abrir mercado en el extranjero, el entrar por ejemplo como empresa, pyme, en las redes sociales, a entrar en el entorno ya no 2.0 sino el entorno 3.0 dónde la gente no sólo ama comparte la información sino que la siente, creo que es el momento de empezar a dar la cara, a ser valiente, audaz contra todo ello.

Todos tenemos miedos, pero no hay razón para dejar que ellos controlan nuestras vidas. Adoptamos las sugerencias anteriores, como todas las que nos puedan hacer llegar en nuestras vidas, trabajo, empresas, y ¡empecemos a ser más valientes hoy mismo ya!

Con cada post, artículo, intento dar más de mi, realmente porque quiero crecer con vosotros, y a su vez, porqué este blog cuando lo creé, aún no hace dos años del mismo, ha ido evolucionando, ha ido cambiando, y sobre todo intento hablar cada vez de temas diferentes,aportando un 1% para ir sumando, al fin y al cabo es una licuadora de ideas y pensamientos.

Hoy, os elijo esta canción de The Ramones, para poner algo de colorido, valentía y humor en forma de música y rock nuestras vidas.

Gracias por leerme, por difundir, por disfrutar, y sobre todo que te haya ayudado.

Seguiré escribiendo, y aportando.

Ricard Lloria by @Rlloria

Photo Credit:Jared Erondu via Unsplash

Photo Credit:Jay Wennington via Unsplash

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

8 pensamientos en “7 formas de ser más audaz, valiente en nuestras vidas y trabajo.”

  1. Gracias por tus palabras, me hizo sentir menos sola, absolutamente claro y humano, en este nuevo mundo del reflejo exitista como condición imprescindible de nuestra existencia .

    Me gusta

    1. Muchas gracias Karina, por tus palabras, me alegra mucho que la lectura del mismo artículo te haya ayudado en este camino llamado vida.

      No es tener éxito, sino saber adaptarse con valentía a todos los cambios que vamos sufriendo en nuestras vidas, trabajo, organizaciones. Actuando de forma audaz para poder así, desde un presente, avanzarnos de forma intuitiva el próximo cambio.

      Muchas gracias por comentar el artículo.

      Un saludo

      Ricard Lloria

      Me gusta

    1. Iktan, primero de todo agradecerte que hayas pasado por el blog, que hayas comentado, la canción es posible que no te guste, pero viene a título del post, que aunque no seaos súper heroes, somos personas que miramos con valentía, siento que no te guste la canción, no hay gustos para todo el mundo.

      Un saludo,

      Ricard

      Me gusta

  2. Hola Ricard, se agradece poder leer excelentes puntos de ayuda sobre cuestiones básicas de la vida como , como reforzar nuestra audacia y perder nuestros miedos. En nuestro ritmo de vida perdemos la significado de las pequeñas cosas para poder ser mejor, el estrés y nuestros miedos puedes ser más grande que el amor a lo que hacemos y a lo que en verdad queremos, gracias por tu publicación. Un fuerte abrazo. Y Que Dios le bendiga y le llene de sabiduría.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Rosario,

      Muchas gracias por tu comentario, por querer expresar loo que sientes, así es la vida, muchas veces no nos damos cuenta de las pequeñas cosas, las cuales al final todas suman.

      Un fuerte abrazo

      Ricard

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s