¿Quién está definiendo tu marca?

Imagen

 “Cuando llegues al fin de tu camino, te darás cuenta de que eras tú la meta”.

Alejandro Jodorowsky

Hoy, como en cada entrada intento hablar de algo diferente, al fin y al cabo este blog está concebido para ayudar, para realizar una licuadora de ideas, de pensamientos, de experiencias propias.

La resiliencia es algo que se debe ir construyendo. Sin embargo hay personas que naturalmente desarrollamos la capacidad de resiliencia y por lo tanto somos capaces de usar en nuestro favor y dar utilidad nuestro propio sufrimiento. Las personas resilientes convivimos con el dolor, nos valemos del mismo sufrimiento para avanzar en nuestro crecimiento personal.

No se trata del acompañamiento en el momento del dolor, del sufrimiento, sino del vínculo creado antes a la adversidad. Un vínculo seguro que nos proporciona herramientas para superar la adversidad, el dolor, la angustia, los problemas y además, nos podrá ayudar a saber actuar en futuras situaciones.

Explicado esta pequeña introducción, vamos hoy lo que os quería contar, desde que ya os fui explicando en diferentes post, hubo un momento en mi vida profesional que sufrí un cambio profesional importante, dejé de ser un responsable , manager, director, a pasar a ser un peón más en la escala de la línea de la producción, es decir, dejé de liderar, para ser liderado, todo por las circunstancias laborales que actualmente nos acecha en el país, dónde muchas personas como yo, que antes ocupaban cargos importantes ahora estamos trabajando en cadenas de producción, de repartidores de todo lo que sea y haga falta para poder seguir subsistiendo, resistiendo, luchando por la familia, por nuestra vivienda, por nuestra propia vida, para seguir adelante, de aquí que justo antes de dejar el último trabajo como Responsable de Operaciones, Director de operaciones, contacté rápidamente con una empresa, para pedir trabajo, lo tenía muy claro, si quería subsistir había de seguir trabajando y  quedarme en casa esperando a que surgiera mi oportunidad hubiera sido un error fatal, conozco a gente que lleva más de 2 años sin empleo, gente muy buena en sus días de gloria, pero que textualmente me dijeron:

“Este trabajo no es para mí, yo aspiro a más”- la humilde opinión que explicaba era  que les decía, coge, toma este trabajo, porqué mañana no sabremos dónde y para quién estaremos trabajando, mientras tanto con paciencia, bonanza, y sobre todo sacrificio lograrremos nuestros objetivos de nuevo,  un puesto acorde o similar al nuestro, desde entonces empecé a trabajar más horas de las que ya hacía en el propio trabajo que estoy ahora, un trabajo honrado, físico y poco mental, la parte mental la empiezo a trabajar cuando estoy en mi casa, a base de lectura,  una media de 2 a 4 horas diarias, de escritos, de blogs, de aportar, de ayudar, de colaborar, de realizar un networking, una vez realizado todo, lo voy volcando a la red, para eso uso varios métodos, scoop it y buffer dado que como comprenderemos, durante el trabajo a penas tengo un ordenador delante, menos acceso a las redes sociales, programo, planifico todo, y aprovecho la hora de comer, para sentarme a avanzar lecturas, pasarme los link por email, y muchas veces desde el propio dispositivo del móvil.

A toda esta explicación hoy quería hablaros un poco de cómo podemos ir haciendo una marca personal en las redes sociales, en nuestro networking group o simplemente con la gente que compartimos y trabajamos conjuntamente, primeramente os quiero decir que no soy ningún profesional de marca personal, pero si he tenido muy claro desde el mes de mayo de 2012, cuando empecé este trabajo físico, que había de hacer un cambio, un cambio de pensamiento, de paradigma, de ver las cosas desde otra perspectiva y desde otro ángulo, que los mercados laborales iban y van a estar difíciles para todo el mundo, inclusive para nosotros, una persona que por suerte, como no se me han caído nunca los anillos, siempre sigo trabajando, creo que lo adquirí desde bien joven, a los 16 años, no por falta de dinero en casa ni nada, sino porqué en aquél entonces se me planteó la primera marca, ¿ Quieres estudiar o trabajar ? Y decidí hacer las dos cosas, me costó mucho sacrificio, pero sin sacrificio no hay gloria, ni éxitos personales ni profesionales. Desde entonces no hemos parado, y creo que no vamos a resignarme a parar, a seguir creciendo.  Por lo que empecé a forzar mi marca personal, la que la gente más próxima a mí ya me conocían, ¿pero los demás?, ellos no, empecé con la red de contactos profesionales, Linkedin, allí empecé a contactar con gente que habían trabajado conmigo, con compañeros de universidad, amigos, familiares, amigos de mi familia próxima y vi que cada vez más mi red profesional se ampliaba a más, gente que me pedía contacto profesional, hasta el apuntarme a grupos de interés, con los que me abrió más puertas y a contactar con gente que realmente querían ayuda y colaboración, querían interacción, esta parte no la puse visible en la red, sino trabajando el Coworking, el trabajo en red pero por el Subway, es decir a través de emails y mensajes privados, entre personas, entre nosotros, así mismo me creé una cuenta en una red que potencialmente, la veo muy potente para llegar a más información que por supuesto no llegaría nunca, la de Twitter, a partir de allí ya empecé a indagar sobre redes sociales, marca personal propia, y llegué a mi favorita, la biblioteca, de la que os hablo cada vez que puedo, si os hablo es porque cada día podemos leer horas y horas sin aburrirnos, tomando apuntes, creciendo y sobretodo compartiendo.

¿Quién está definiendo nuestra marca?

La respuesta es siempre la misma, ¿quienes somos?, ¿quién soy yo?

La cuestión es que podamos hacer esto  de forma consciente o inconscientemente, pero realizarlo.

Si podemos hacer esto, entonces nuestro subconsciente probablemente esté en un momento que pueda ser poco coherente y está probablemente resaltando poco las partes que deseamos enfatizar.

Peor aún es posible que se subrayan las partes de nuestro carácter que queremos evitar, por ejemplo, es posible que siempre llegues  5 minutos tarde a las reuniones.

Esto podría ser por razones perfectamente legítimas, pero a la hora de defendernos, estamos inconscientemente definiéndonosa a nosotros mismos, nuestra marca podría ser que somos una persona que siempre llega tarde. ¿Es eso por lo qué queremos ser conocidos?

Podriamos sugerir de ser auténticos, aunque serlo ha de ir raigado con nuestra forma de ser, lo que estamos sugiriendo es que puede que tengamos que eliminar algunos aspectos de lo que smos, que limitamos poco a restringir lo bien que hacemos las cosas, sino porque podemos con poco significado el definir lo que somos para los demás.

Tenemos que entender lo que somos y cómo queremos ser vistos y entonces tenemos que asegurarnos de destacar positivamente esos rasgos.

También tenemos que entender esas cosas que hacemos, que le restan de lo que somos, y dejar de hacerlas.

Tuve una experiencia laboral dónde la persona responsable era un excelente responsable, pero tenía un hábito terrible en quejarse por el peso, tenía fobia a estar gordo, siempre miraba de estar bien. Pero él, nos comentaba tantas veces esta simple frase, que esta es misma frase era una de las claves por las que lo  recordabamos, que se convirtió en una parte importante de cómo las personas lo veiamos.

¿Creemos que nuestra forma de proyectarnos es la forma en que queremos ser conocidos?

Incluso lo peor  de todo, es que los demás aún seguían describiéndolo de la misma forma que se proyectaba, aunque lo conocían poco personalmente.

Podríamos tomar el  control de nuestra marca y asegurémonos que destacamos en aquellos elementos que mejor nos definen que somos, de cómo somos y miramos de reproducir los aspectos negativos que atentan contra nosotros lo menos posible.

Al final de todo, lo importante, es como nosotros nos vemos y como nos ven los demás, hagamos un simple ejercicio, el cual la verdad cuesta de realizar, pero personalmente lo logré, si una persona lo logra, nos puede asegurar que nosotros también podremos, si meditamos en nuestro interior, pensemos en todo lo negativo y positivo que hemos vivido, que hemos experimentado, él como hemos llegado a esta situación y que pensamos hacer para cambiarla, en cómo enfrentarnos a esa parte que hemos abordado  al principio, a la resiliencia. Empecems a realizar nuestra propia marca personal, ¿a qué esperamos?

Para finalizar me gustaría que si estamos en un momento de cambio profesional o nos encontramos perdidos en todo esto, puedas unirte a un grupo muy bueno de personas llamado No  quiero ser portada a los Lunes al Sol, allí encontrarás a todo tipo de personas humanas con ganas de ayudar, colaborar, difundir, recibiendo apoyo por parte de todo tipo de personas, desde personas profesionales de RRHH, así como personas que nos pueden ayudar con sus escritos en la marca personal.

Para todo esto hemos de tener coraje, y seguir adelante.

“Las preguntas clave preceden a las respuestas clave. La claridad precede a la maestría”.
Robin Sharma

Gracias por leerme, por compartir.

Sigamos aportando.

Ricard Lloria by @Rlloria

Photo: Google Pictures.

Post actualizado el 5 de noviembre del 2017

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

Anuncios

8 comentarios en “¿Quién está definiendo tu marca?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s